¿Qué es el
cambio climático?

Según el Convenio Marco de Naciones Unidas (CMNUCC) se entiende por cambio climático al cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Cambio climático refiere a una variación significativa en los componentes del clima cuando se comparan períodos prolongados, pudiendo ser décadas o más.

El clima de la Tierra ha variado muchas veces a lo largo de su historia debido a cambios naturales, pero, desde los últimos años del siglo XIX, la temperatura media de la superficie terrestre ha aumentado más de 0,6 ºC. Este aumento está vinculado al proceso de industrialización iniciado hace más de un siglo y, en particular, a la combustión de cantidades cada vez mayores de petróleo y carbón, la tala de bosques y algunos métodos de explotación agrícola.

Los gases de efecto invernadero (GEI) entre los que se encuentran el dióxido de carbono (CO2), el óxido nitroso (NO2) y el metano (CH4), tienen la propiedad de absorber y reemitir la radiación infrarroja que la Tierra recibe del sol. Gracias a ellos, ocurre un fenómeno conocido como efecto invernadero natural, que permite que la Tierra mantenga una temperatura promedio 15 º C.

Si bien algunos de estos gases se encuentran naturalmente en la atmósfera, otros son producidos por el ser humano (de origen antrópico) como resultado de actividades vinculadas a la generación de energía, el transporte, el uso del suelo, la industria, el manejo de los residuos, etc. La acumulación de estos gases en la atmósfera potencia el efecto invernadero natural y esto se traduce en aumento de la temperatura del planeta.

Los científicos dejan claro que será necesario un gran cambio institucional y tecnológico para que el calentamiento global no supere los 2 º C promedio sobre la superficie del planeta y para que exista una mayor probabilidad de evitar la ocurrencia de daños catastróficos e irreversibles.

Entre las principales consecuencias del cambio climático se destacan:

  • El cambio de circulación de los océanos.
  • El aumento o disminución de las precipitaciones (según la zona geográfica).
  • El aumento del nivel del mar.
  • El retroceso de los glaciares.
  • El aumento de los eventos climáticos extremos.
  • El aumento de las olas de calor y frío.
  • El aumento de las migraciones forzadas.

«Es una problemática global que trasciende fronteras y que nos implica a todos. No se trata sólo de la temperatura sino que se ha transformado en una crisis ambiental, que involucra a la pérdida de la biodiversidad, a la crisis hídrica y a la contaminación atmosférica. Ante ese panorama, desde el Ministerio, tenemos una visión integral del problema porque es lo que el mundo requiere. Nos proponemos realizar un cambio transformacional del modo en que se conciben las acciones climáticas a largo plazo para transformar el enfoque de la gestión de los recursos naturales y su valoración en la economía mundial.»

¿Qué es el efecto
invernadero?

El efecto invernadero es un proceso natural que permite retener el calor del sol sobre la Tierra mediante la concentración de gases en la atmósfera, provocando una temperatura promedio del planeta de 15ºC.

Los gases de efecto invernadero (GEI) algunos de los cuales son dióxido de carbono (CO2), óxido nitroso (NO2) y metano (CH4), absorben y re emiten la radiación infrarroja que la Tierra recibe del sol generando un efecto invernadero natural, que permite que la Tierra mantenga una temperatura promedio 15 º C. Además de estos gases que se encuentran naturalmente en la atmósfera, están los que genera el ser humano como resultado de actividades como industria, energía, transporte, generación de residuos, etc. La acumulación de estos gases en la atmósfera potencia el efecto invernadero natural y esto se traduce en un aumento de la temperatura del planeta.

Medidas de Mitigación

Las medidas de mitigación son aquellas políticas y tecnologías tendientes a limitar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mejorar los sumideros de los mismos, estas pueden variar y es necesario adecuarlas a las circunstancias provinciales específicas e identificadas y planificarlas mediante el plan de mitigación.

Medidas de Adaptación

La adaptación al cambio climático consiste en llevar adelante políticas, medidas y acciones que tiendan a minimizar los impactos del cambio climático y a su vez explorar y aprovechar las nuevas oportunidades de los eventos climáticos. Es una estrategia de gestión que se trabaja conjuntamente con las estrategias de mitigación, apunta a dar respuesta y atender en forma directa los impactos locales sobre los sectores más vulnerables de nuestra sociedad y sobre los sistemas productivos.

Hay que identificar claramente cuáles son los sectores, sistemas económico-sociales y/o regiones geográficas que presentan un mayor grado de vulnerabilidad frente a los impactos del cambio climático, identificar las medidas de adaptación prioritarias e implementarlas de forma coordinada con los actores locales priorizando las medidas de adaptación mediante el plan de adaptación.

Al firmar el Acuerdo de París, Argentina asume un compromiso significativo en la agenda de cambio climático, contribuyendo al cumplimento de los objetivos del Acuerdo de “mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5°C con respecto a los niveles preindustriales”.

El Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC), integrado por científicos de todo el mundo, informa que es necesario quintuplicar la ambición de mitigación a nivel global para lograr mantener la temperatura por debajo de los 1,5°C de temperatura media global, según lo acordado en el Acuerdo de París (2015).

De acuerdo con el último inventario de gases de efecto invernadero de la Argentina, el 53 % de las emisiones del país están vinculadas al sector energético; el 37 % agricultura, ganadería y silvicultura y otros usos de la tierra; el 6 % a la industria y el 4 % restante a los residuos.

A finales de 2020 Argentina presentó la segunda Contribución Determinada a Nivel Nacional (NDC), es decir los compromisos asumidos por el país y que se deben llevar a cabo para intensificar sus acciones contra el cambio climático, ya sea para reducir las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (acciones de mitigación) o para adaptarse a los impactos producidos por ese fenómeno (acciones de adaptación).

Durante este año 2021 se trabaja en la elaboración de la Estrategia a Largo Plazo 20150 y del Plan Nacional de Adaptación y Mitigación al Cambio Climático de acuerdo a lo que establece la Ley n.º 27.520, marco legal que también establece la obligación a las provincias de desarrollar los planes de respuesta al cambio climático.

Misiones, líder en acciones climáticas positivas

Un planeta saludable
es un planeta biodiverso

Desde una visión holística e integral, entendemos que Misiones es Acreedor Ambiental, porque producimos agua dulce, tierra fértil y aire puro.

Brindamos servicios ecosistémicos claves para el planeta, como la captura y almacenamiento de carbono, provisión de alimentos, valores culturales, calidad del suelo y hábitat para diversas especies.

La Provincia de Misiones produce acciones climáticas positivas y Soluciones basadas en la Naturaleza (NbS). Esta es una respuesta holística e integral a la triple crisis ambiental con un enfoque que brinda beneficios ambientales, sociales y económicos a todos los habitantes de nuestra Casa Común.

«Todos queremos los bosques pero hay que ayudar al que lo tiene -tanto al Estado como al privado- para que lo conserve, que encuentre asistencia económica como cualquier otra actividad, porque en definitiva nos brinda oxígeno.»

Silvia E. Kloster
Subsecretaria de Gestión de
Desarrollo Sostenible e Innovación

Los Bosques en la Mitigación
del Cambio Climático

Los bosques y los suelos son los ecosistemas terrestres que almacenan la mayor cantidad de dióxido de carbono.
Evitar la deforestación es una de las principales medidas de mitigación del cambio climático.

«En Misiones le decimos al mundo que se pueden plantar árboles, pero no se pueden plantar selvas.»